El museo de coches clásicos de Düsseldorf

Classic Remise Düsseldorf es el nombre de un lugar único para los amantes de los coches clásicos. Una mezcla de museo, exposición y venta al público de coches antiguos y coches clásicos, donde poder disfrutar de algunos de los automóviles más legendarios que se han hecho.

El museo de coches clásicos de DüsseldorfAbierto al público desde 2006, el museo de coches clásicos de Düsseldorf cuenta con varias atracciones para los visitantes y con servicios específicos para los propietarios de coches clásicos, ya que también dispone de taller, garaje y puesta a punto. Si somos los afortunados propietarios de uno de estos coches, aquí encontraremos también piezas de repuesto para casi cualquier modelo.

Entre los vehículos exhibidos más espectaculares destacan los coches clásicos de principios del siglo XX y los modelos deportivos de los años 60 y 70, incluyendo las marcas más conocidas como Porsche, Ferrari, Mercedes, Bugatti, Lamborghini y un largo etcétera. Todos ellos están a la venta.

Aunque los precios no son accesibles para todo el mundo, el Classic Remise Düsseldorf es sin duda un interesante lugar para visitar en Westfalia para los amantes de estas bellas máquinas. La entrada es gratuita y si queremos conocer algo más sobre la historia de estos coches, podemos contratar tour guiados en el propio museo, siendo esta opción de pago y disponible únicamente en inglés y en alemán. El horario de apertura es de lunes a sábado de 08:00 a 20:00, y los domingos de 10:00 a 20:00.

La dirección exacta del Museo es:

Harffstraße 110a
D – 40591 Düsseldorf

El museo cuenta también con bar, restaurante y tienda con accesorios originales de las marcas, organizándose eventos durante todo el año. A través de su web oficial podemos encontrar más información: Classic Remise Düsseldorf


Coches clásicos Düsseldorf

Deportivos clásicos Museo Düsseldorf

Parque nacional Eifel en Renania del Norte-Westfalia

El Parque nacional Eifel (Nationalpark Eifel) fue creado en el año 2004, siendo el primer Parque Nacional del estado alemán de Renania del Norte-Westfalia. El parque está situado en el sureste de la región, en la frontera con Bélgica, comprendiendo una superficie de 10.700 hectáreas. Un lugar muy recomendable para visitar en Westfalia si buscamos hacer rutas de senderismo, ya que el parque está atravesado por numerosos caminos y rutas para hacer a pie o en bicicleta.

Información sobre el Parque

Parque Nacional Eifel - WestfaliaEl Parque nacional Eifel está formado principalmente por árboles de hoja caduca, pinos, hayas, y bosques de coníferas, con numerosos lagos, ríos, arroyos y praderas repartidas por todo el entorno. La mayor parte de la zona de bosque del parque está abierta al público. También es el hogar de más de 900 especies de animales y plantas, muchas de ellas consideradas actualmente en peligro de extinción, como el gato montés o la cigüeña negra.

Una de las grandes peculiaridades del Parque nacional Eifel se produce por la noche. En 2014 se le otorgó el título de "Parque de las estrellas" (Sternenpark), debido a que en esta zona la noche es muy oscura, sin apenas contaminación lumínica, por lo que es un magnífico lugar para ver las estrellas en cualquier época del año.

Senderismo

El parque de Eifel cuenta con aproximadamente 240 kilómetros de senderos abiertos al público que se pueden recorrer andando o en bicicleta. En invierno, si nieva lo suficiente, también se aplanan caminos para practicar esquí de fondo. Todos los caminos están señalizados con postes de madera, existiendo mapas de rutas que podemos encontrar a la entrada del parque. Existe también una zona de acampada en una zona del parque denominada "Nordstern", donde podemos instalar un máximo de dos tiendas de campaña (de pago).

Si queremos recorrer el parque por completo, existe una ruta conocida como "Ruta Salvaje" (Wildnis-Trail Nationalpark Eifel). Está diseñada para atravesar los lugares más interesantes del parque y contemplar sus bellos paisajes naturales. La duración de la ruta es de cuatro días, con una longitud total de 85 kilómetros.

Rutas senderismo Parque Nacional Eifel - Westfalia


Acceso al Parque y cómo llegar

El Parque nacional Eifel está situado en la parte sureste del estado alemán de Renania del Norte-Westfalia, cerca de la frontera con Bélgica, en la región de Eifel. Existen cinco entradas al parque, situadas en los municipios de Simmerath-Rurberg; Schleiden-Gemünd; Heimbach; Monschau-Höfen; y Nideggen.

La entrada al parque es gratuita y está abierto todo el año de 10 a 17h. Al acceder por cualquiera de las puertas encontraremos un centro de visitantes donde podemos encontrar toda la información turística que necesitemos y mapas de la zona para hacer rutas. También podemos contratar visitas guiadas a través del parque, realizadas por guardabosques y guías forestales.

Para más información, podemos consultar la página web oficial: Eifel National Park

Paisaje Parque Nacional Eifel - Westfalia

El castillo de Altena en Märkischer Kreis

En la localidad de Altena, en el distrito de Märkischer Kreis, se encuentra uno de los castillos más bellos de Westfalia, el castillo de Altena (en alemán Burg Altena). Un lugar de visita obligada en Renania del Norte-Westfalia que nos transportará a la época medieval.

Historia del Castillo

Castillo de Altena - WestfaliaEl Castillo de Altena fue construido a principios del siglo XII como bastión para los condes de Berg. Poco después se fundó el pueblo bajo la colina, con el castillo junto al río Lenna. Tras la distribución de fincas de la familia Berg en 1161, Altena se convirtió en el centro del condado.

Sin duda, la gran atracción de la ciudad es el castillo de Burg Altena. Tras caer en desuso durante siglos, el castillo quedó prácticamente en ruinas, aunque parte de los edificios fueron utilizado como un hospital. En 1909 se comenzó una restauración completa para celebrar el 300 aniversario de la incorporación del condado de Mark en Prusia. Sin embargo, la mayor parte de los trabajos no se completaron hasta 1914.

En 1912 se creó en el interior del castillo de Altena el primer albergue juvenil del mundo. Las antiguas habitaciones se pueden visitar, disponiendo de varias salas de exhibición y salas con exposiciones. Algunas de las nuevas habitaciones dentro de la zona del castillo siguen formando parte en la actualidad del albergue.

Altena Burg - Turismo Westfalia


Visitar el Castillo de Altena

El castillo se puede visitar desde Mayo a Octubre de forma gratuita aunque únicamente los fines de semana y los días festivos. Aunque la entrada es libre, accediendo a diversas salas de exposiciones, la entrada al museo del castillo es de pago.

En el castillo se organizan todo tipo de eventos durante todo el año, desde fiestas medievales a exhibiciones de rapaces. A través de la web oficial del castillo de Altena podemos consultar las fechas de estos eventos: Altena Burg

Altena Burg está situado en la carretera comarcal 236 al sur de Dortmund, cerca de la ciudad de Hagen. La dirección exacta es:

Fritz-Thomee-Straße 80,
58762 Altena, Alemania

Castillo de Altena - Fiesta Medieval

Visitar Externsteine, la espectacular formación rocosa

Externsteine es una formación rocosa situada en pleno bosque de Teutoburgo, cerca de la localidad de Horn-Bad Meinberg, perteneciente al distrito de Lippe, en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia.

Se trata de un conocido destino turístico de Alemania tanto por su interés histórico, debido a que se construyó una capilla cristiana en el lugar en la Edad Media, como por su belleza natural, estando la espectacular formación rocosa rodeada por un estanque y bosques con numerosas rutas de senderismo.

Visitar Externsteine


Historia Externsteine

Situada en la ladera noreste del Bosque de Teutoburgo (Teutoburger Wald), Externsteine es un formación de piedra arenisca que se extiende varios cientos de metros, destacando 13 grandes pilares de roca que forman la típica vista del conjunto. Esta formación geológica se estableció durante el Cretácico, hace 100 millones de años, y aproximadamente hace 70 millones de años fue cuando varias rocas se doblaron hasta la posición vertical que tienen actualmente.

Relieves esculpidos en ExternsteineEl ser humano ha modificado, esculpido y construido en estas rocas durante siglos. En las diversas excavaciones arqueológicas que se han realizado, se han encontrado indicios de actividad humana que se remonta a hace 12.000 años, encontrándose herramientas de piedra del Paleolítico superior.

Algunos investigadores han apuntado la posibilidad de que Externsteine fuera un lugar de culto pagano sajón durante siglos hasta la llegada del cristianismo. Posteriormente, se cree que Externsteine se convirtió en un lugar de culto cristiano entre los siglos IX y XV, ya que se han encontrado relieves tallado en la piedra en el lugar que datan de esa fecha, y es probable que se utilizara el sitio como santuario cristiano desde el siglo IX. Existen documentos posteriores que indican que la formación rocosa se utilizó como ermita entre los siglos XIII y XVII.

Tras diversas reformas del lugar, Externsteine se convirtió en un popular destino turístico a mediados del siglo XIX. Se mejoraron las comunicaciones al lugar a través de ferrocarril y carretera, y en 1926 Externsteine ​​fue declarado "una de las reservas naturales más antiguas y más importantes en Lippe". Con la llegada de los nazi al poder, se estableció la "Fundación Externsteine", y se convirtió en un lugar de culto para los nazis debido a su valor para el folclore y la historia germana.

En la actualidad, cerca de medio millón de personas visitan Externsteine anualmente, siendo una de las reservas naturales más importantes de Westfalia. Por su reputación como "sitio sagrado pagano" se comenzaron a realizar periódicamente reuniones con motivo del día del solsticio de verano hasta que el gobierno alemán decidió atajar estas reuniones privadas, prohibiendo el camping, las fogatas y el consumo de alcohol en la zona. A pesar de ello, Externsteine sigue siendo un lugar de interés para los movimientos "neopaganos" y los movimientos nacionalistas germanos.


Formación rocosa Externsteine

Visitar Externsteine

Todo el conjunto de Externsteine se puede visitar de forma gratuita, existiendo un parking en las inmediaciones (de pago) y un pequeño museo a la entrada con información en varios idiomas. Si lo preferimos, también podemos contratar una visita guiada del lugar.

Tras pasar el museo, el camino nos llevará directamente a las espectaculares formaciones rocosas que dan nombre al lugar. Algunas de ellas las podemos escalar por nuestra cuenta a través de los diversos caminos que llegan hasta su cima.

Vista aérea ExternsteinePara acceder a las rocas principales donde se encuentran los restos de la ermita y el santuario, tendremos que comprar la entrada (lo podemos hacer en el mismo sitio). Aunque su acceso en este caso es de pago, merece la pena visitarlas, estando conectadas entre sí por escaleras y puentes las rocas, teniendo también desde aquí las mejores vistas del lugar.

Otro de los puntos de interés de Externsteine es el entorno en el que están emplazadas las rocas. Estamos en pleno bosque donde se desarrolló la famosa batalla del bosque deTeutoburgo y además de un estanque artificial que se construyó hace varias décadas, la naturaleza es uno de los grandes atractivos del lugar. Desde las propias rocas salen varias rutas de senderismo que podemos hacer a pie o en bicicleta. Las rutas están señalizadas, aunque no está de más que cojamos un mapa del lugar a la entrada para tener bien localizadas las rutas.

Muy cerca de Externsteine se encuentra también uno de los monumentos más importantes de Alemania, el Monumento Hermannsdenkmal (monumento a Arminio).

Cómo llegar

Cómo llegar ExternsteineLa forma más sencilla de llegar a Externsteine es en coche a través de la carretera Externsteine Straße que sale del cercano pueblo de Horn-Bad Meinberg. Disponemos de un aparcamiento de pago en el lugar. La dirección exacta es:

Externsteiner Str. 35
32805 Horn-Bad Meinberg

También disponemos de autobuses que salen diariamente a Externsteine desde Horn-Bad Meinberg o desde Detmold, haciendo también la ruta hasta el monumento Hermannsdenkmal.

Externsteine está abierto todo el año, aunque el horario de apertura varía en función de la época del año en que lo vayamos a visitar. A través de su página web oficial podemos encontrar toda la información: Externsteine Info

Externstein - Bosque de Teutoburgo

Pollo a la Cerveza al estilo de Dortmund

Uno de los platos típicos de Westfalia que, aunque no es muy conocido merece la pena probarlo, es el "Dortmunder Bierhähnchen", pollo a la cerveza de Dortmund.

Ingredientes del Dortmunder Bierhähnchen

- Un pollo

- Una pizca de sal
Pollo a la cerveza de Dortmund
- Una pizca de pimienta

- Un litro de cerveza

- Dos ramas de tomillo

- Dos cebollas

- Mantequilla clarificada (Butterschmalz)

- Mejorana (hierba parecida al orégano)

- Nata

- 150 gramos de panceta (o tocino)


Modo de preparación

Tras lavar el pollo, secarlo y cortarlo en trozos (lo recomendable es ocho trozos por pollo), lo condimentamos con sal y pimienta. En un recipiente grande echamos la cerveza, añadimos el tomillo y los trozos de pollo, asegurándonos de que el pollo queda totalmente cubierto por la cerveza. Lo cubrimos con una tapa o envoltorio de plástico y lo dejamos en la nevera macerar durante 24 horas.

El día que vamos a preparar el plato, cortamos la panceta o el tocino y la cebolla en trozos pequeños y cuadrados. Calentamos la mantequilla y freímos los trozos de panceta.

Escurrimos el pollo que habíamos macerado el día anterior (la cerveza la guardamos para usarla después) y lo freímos en una sartén hasta que comience a dorarse. Añadimos la cebolla picada y la freímos con el pollo unos minutos.

Preparación pollo a la cerveza estilo Dortmund

Añadimos en la sartén aproximadamente la mitad de la cerveza con la que hemos marinado el pollo hasta que comienza a hervir, sazonándolo con sal, pimienta y mejorana. Si queremos que la salsa quede más espesa, es recomendable dejarlo unos minutos en ebullición para que se evapore parte del líquido.

Ahora añadimos el resto de la cerveza y un poco de nata, lo tapamos y lo dejamos a fuego lento entre 10 y 15 minutos. Retiramos la tapa y lo dejamos otros 15 minutos a fuego lento. Cuando lo apaguemos el plato está listo para servir.

Podemos añadir un poco de perejil picado por encima del pollo y freír aparte pequeñas tiras de panceta que estarán más crujientes al no hacerse con la salsa, añadiéndolas encima del pollo junto con el perejil al servir el plato.


Booking.com